https://plus.google.com/u/0/events/c57g5obo2dpk1qog1le1go1c0lo?authkey=COGxvOXHx-yu5wE&cfem=

Encuentro #Moocafe

La escuela del futuro posibilidades y limitaciones.

Encuentro virtual a través de Hangouts  donde se han compartido experiencias y vivencias desde cada lugar, un encuentro enriquecedor y de un valor incalculable, considero que estas experiencias son significativas 100% y pueden generar resultados muy positivos en cuanto a tema en cuestión, en nuestro caso “La escuela del futuro posibilidades y limitaciones.

El debate en torno a la escuela del futuro arrojó múltiple aprendizajes con respecto al aprendizaje colaborativo, al aprendizaje por proyectos entre otros, estos son algunos de los requerimientos de la escuela del futuro, ya que apuntan y promueven aprendizajes reales, concretos y lo más importante significativos por la experiencia que conlleva realizarlos y el tiempo que se comparte con los demás.

Es imprescindible hoy en día cambiar los modos de enseñar y aprender, el alumno necesita una educación para todos y con esto uno quiere decir  que cada alumno debe recibir no solo cantidad ni calidad de educación sino la información que requiere según sus características particulares y a de su contexto que la cantidad de educación que  la sociedad necesite la puedan tener o está al alcance de todos los alumnos.

En este sentido se requieren competencias- un saber hacer con saber y conciencia aplicando los conocimientos en circunstancia prácticas.

Crear un PLE es una oportunidad de estar actualizado e informado, como también uno a través de PLE experimenta la sensación de npo estar sólo en esta ardua pero muy LOABLE tarea de enseñar.

MARÍA MARCELA RINESSI

Curar Contenidos Educativos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Curación de contenidos

Aplicadas al ámbito educativo 

 

 

¿Cómo evaluamos un contenido digital para trabajar en clase? ¿Qué debemos tener en cuenta si lo creamos nosotros? ¿Qué criterios ponen en juego los productores de contenidos educativos para acercarnos materiales de calidad? En este artículo, pensamos algunos criterios para seleccionar y relacionar los recursos más adecuados para cada clase.

 

 

 

Internet nos ha traído muchísimas cosas nuevas, cambiado nuestro mundo por completo. Internet es una fuente inmensa de oportunidades y sobre todo de información. Información que se duplica  a cada instante y que multiplica el sentido de la existencia de la curación de contenidos y el análisis de la información.

 

Cuando preparamos los contenidos de nuestras clases, buscamos materiales en diversos soportes y procuramos seleccionar lo mejor de lo que está al alcance según nuestros objetivos didácticos. Por eso, solemos pasar mucho tiempo buscando recursos para que nuestros alumnos aprendan más y mejor, para interesarlos a la hora de la explicación y entusiasmarlos en el trabajo en grupo. Estos recursos pueden ser analógicos, pero también digitales y, ante la multiplicidad de fuentes y sitios donde encontrar contenidos educativos, siempre es bueno tener algunas consideraciones para seleccionar y relacionar los más pertinentes para trabajar en el aula. Al respecto, dice Cecilia Sagol, coordinadora de Contenidos del portal educ.ar: «Esta tarea de selección, supervisión y relación no es marginal o menor, sino que es una de las prácticas más importantes del mundo del conocimiento. A cada sitio o contenido se le suma valor cuando es seleccionado y utilizado. Existe un rol específico hoy en la web, que es la curación de contenidos».

La práctica de la curación de contenidos está cada vez más presente en el contexto actual de crecimiento de internet y de una inmensa cantidad de recursos digitales disponibles, que crece exponencialmente. Pero ¿de qué se trata, básicamente, la curación?  

Según Dolors Reig, especialista española en cultura digital que administra su sitio web El caparazón, de referencia en este campo: «El curador de contenido o el intermediario crítico del conocimiento es un profesional, interno o externo, especialmente implicado con el conocimiento, que asesora sobre la información más relevante de su sector de actividad».

En el medio educativo, es quien adquiere cierta destreza en un campo o disciplina y cuenta con las herramientas y conocimientos que le permiten elegir con ciertos criterios que contemplen una mejora en su práctica de enseñanza, o bien que hagan un aporte al proceso de aprendizaje.

Los especialistas proponen algunos criterios o indicadores que nos pueden ayudar en la evaluación de sitios y recursos educativos en internet:

  • Autoridad: nos permite tener una idea de quiénes son los responsables de la creación de un determinado contenido. Esto puede determinarse de manera personal, sobre la base de resultados propios, o bien, por reconocimiento de terceros.
  • Actualización curricular: por un lado, hay que saber si corresponde a los enfoques más actuales o, por lo menos, a los que nos abocamos en nuestras clases, y si no genera conflicto con lo que enseñamos en cada materia.
  • Navegabilidad: nos referimos a la facilidad de acceso pero también de uso del recurso. Esto es de especial cuidado, sobre todo cuando trabajamos con los más chicos, tanto por si requieren motricidad fina o de algún comando complejo que no sea del todo práctico a la hora de trabajar.
  • Legibilidad: además de una buena interfaz para su uso, también necesitamos que el contenido sea claro y que todo se entienda. La combinación de colores, tamaños y tipos de letras, y los fondos e ilustraciones tienen importancia para saber si un contenido es adecuado.
  • Adecuación al destinatario: por último, y no por eso menos importante, es necesario saber que ese contenido es capaz de responder a los requerimientos educativos del nivel en el que damos clase, que no sea muy infantil si se quiere presentar en secundaria, que no sea muy complejo para trabajar con los más chicos. 

 

Los curadores

Si bien con la exploración cada uno va consiguiendo fuentes confiables para obtener material —como el portaleduc.ar y los recursos disponibles en el portal Conectate, que reúne los materiales audiovisuales de los canales Encuentro, Pakapaka, el propio portal educ.ar y el Programa Conectar Igualdad—, existen diferentes sitios web que se encargan de seleccionar y recopilar material digital con fines educativos. 

En este video del Centro de Producción en Comunicación y Educación, de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Entre Ríos, Sagol explica objetivos y estrategias del portal educ.ar en la producción y curación de contenidos.

http://youtu.be/WA3NZv8zWEY

Por su parte, Graciela Rabajoli, coordinadora de Contenidos del portal Ceibal de Uruguay, repasa en este video la historia de los portales educativos y su rol actual en tanto curadores. A partir del minuto 5.45, aproximadamente, se detiene en la práctica de la curación de contenidos en el marco de lo que define como web 3.0.

http://youtu.be/7qEFmUHbYYU

 

Bibliografía:

 

«Content curator, Intermediario del conocimiento: nueva profesión para la web 3.0», un artículo de Dolors Reig en su sitio El caparazón

Curar contenidos educativos. Por Lucas Delgado

http://www.educ.ar/sitios/educar/recursos/ver?id=119782

LEER VERSUS COMPRENDER: la mejora de la competencia lectora

Importante artículo para mejorar la comprensión lectora


crédito de la imagen

Durante las últimas semanas el profesorado de nuestra Comunidad anda involucrado en la elaboración de los Planes de Mejora relacionados con la Evalaución Diagnóstica. Desde que este proceso comenzó, en el año 2009, uno de los leiv motiv entre los objetivos de mejora que los centros establecen en sus planes es el trabajo sobre la lectura. El profesorado se queja de que su alumnado no comprende bien los textos y hay un consenso generalizado acerca de que, independientemente del área al que nos refiramos, la escasa competencia lectora influirá definitivamente en el éxito escolar.

Pero leer es un proceso personal y social complejo que exige que el lector ponga en juego diferentes habilidades cognitivas  y que active su conocimiento del mundo y sus conocimientos lingüísticos para poder interactuar con el texto, comprenderlo y construir conocimiento a partir de él. Así pues, cuando un centro se plantea la mejora…

Ver la entrada original 527 palabras más

Curación de Contenidos

Curación de contenidos: concepto, profesional, fases, herramientas y toque personal

BY  · 19 ENERO, 2014

Curación de contenidos, esa expresión que en los últimos cinco años se ha colado en nuestras vidas y nos ha traído un nuevo profesional todavía en ciernes fue el tema de tertulia en HangoutON con cuatro grandes especialistas: Javier Guallar, Javier Leiva, Mariano Torres yMariana Fossatti (aquí el vídeo completo). La charla dio para hacer un repaso integral a todos los puntos clave que rodean a la curación de contenidos: análisis del concepto, definición de las cualidades del profesional, fases del proceso de curación, herramientas que se pueden emplear y, cómo no, el toque personal, eso que diferencia a los profesionales de los autómatas y lo convierte en un empleo con mucho futuro en un mundo en el que cada día se multiplica la información y toca navegar con mucho tino si no se quiere naufragar en la búsqueda de los mejores contenidos y sin correr el riesgo de caer en la infoxicación.

Curador_contenidos_#HangoutON_by_Yolanda_Corral_@yocomu_#contentcuration

¿Qué es la curación de contenidos?

La curación de contenidos es el arte de saber buscar, filtrar, seleccionar y distribuir en Internet contenidos de calidad sobre un tema específico con mimo, criterio y sello personal y, si puede ser, con el aliciente añadido de que sean contenidos perdurables en el tiempo para contribuir al conocimiento colectivo. Según Javier Guallar “la curación de contenidos viene a ser como la actualización en la segunda década del siglo XXI del viejo problema de cómo acceder mejor a la información”.

El concepto content curation surgió en septiembre de 2009 de la mano del marketero Rohit Bhargava cuando describía la irrupción de una nueva figura profesional: el content curator. En España existe mucha controversia sobre la terminología adecuada. Se ha optado por una adaptación literal del término inglés al castellano como ‘curación de contenidos’ y ‘curador de contenidos’ respectivamente haciendo una analogía al curador de arte o comisario artístico de los museos y galerías de arte, pero la RAE no lo tiene reconocido y la Fundeu, de momento, desaconseja su uso en favor de responsable de contenidos’ o ‘gestor de contenidos. Los cuatro invitados de HangoutON nos confirmaron que se sienten cómodos usando la terminología inglesa como sucede con otras nuevas profesiones en torno al 2.0 así como con la adaptación literal al castellano, pero en ningún caso aconsejan el uso de ‘responsable o gestor de contenidos’ porque se trataría de profesiones diferentes.

A pesar de ser algo novedoso ya existen algunos libros de referencia sobre este tema como por ejemplo “Curation nation” de Steven Rosenbaum.

¿Qué hace un curador de contenidos?

Según Javier Guallar “El curador de contenido es un profesional que aporta intelectualmente más allá de la agregación algorítmica” y según los amigos de HangoutON Manuela Caro (@ManucaroG) y Julián Marquina (@JulianMarquina) que participaron vía Twitter, un curador de contenidos sería la versión moderna de Robin Hood pues “coge contenidos originales para darlos a las masas de manera retocada y con valor añadido”.

Un definición estándar sería que un curador de contenidos es la persona responsable de la elección, gestión, filtro, selección y distribución de la mejor información que circula por la red ya sea para su difusión a través de un medio o nuevo medio de comunicación como pueden ser los blogs o dentro de los canales internos o externos de una empresa para mejorar su posicionamiento, como una estrategia de marketing o como una gestión del conocimiento. Un ejemplo de un buen curador de contenidos, aunque algo atípico, sería el periodista de nuevos mediosRobin Good (@robingood) y un gran curador español en contenidos educativos es David Álvarez (@balhisay).

En cuanto a las características que debe tener un buen curadorMariana Fossatti destacó “ser buen lector, buen redactor, llevarse bien con las tecnologías sin necesidad de ser técnico o programador, es decir, llevarse bien con las interfaces al uso y mezclarlo con algo mas humanístico”.

A periodistas, documentalistas, bibliotecarios… muchas de las tareas que ahora se asignan a esta nueva profesión no les pillan de nuevas. Al contrario, son procesos que han estado integrados desde siempre en sus labores profesionales con la diferencia según Javier Leiva “que hoy en día el curador de contenidos pone todos los procesos al completo y en un entorno distinto al anterior pues ahora la abundancia de información es espectacular, todo es mucho más rápido y esa selección es crítica”. Por lo tanto estaríamos hablando de una figura profesional completamente nueva y que en estos momentos se está definiendo y posicionando.

Esa necesidad de saber acceder a la información bien, rápido y con criterio, es lo que empuja a Mariano Torres a afirmar que la curación de contenidos se debe incluir en todas las fases de una estrategia de contenidos, junto con una buena estrategia SEO y de redes sociales para de esa forma “tener unos contenidos novedosos, de calidad, innovadores, traídos o embebidos de profesionales de ese sector en el que quieres destacarte y que te ayudarán a posicionarte como una gran referencia”.

Fases de la curación de contenidos

Cada maestrillo tiene su librillo y puede haber tantas fases dentro de un proceso de curación de contenidos como curadores de contenidos existan ya que cada cual optará por unas técnicas en función de sus necesidades y habilidades. Pero se opte por más o menos fases, los pasos necesarios para hacer una buena curación de contenidos siempre se deben dar y por eso el método de las 4S’s junto con la parte de diseño y la de evaluación que proponen Javier Leiva y Javier Guallar en su libro “El content curator. Guía básica para el nuevo profesional de Internet” es bastante acertado.

 – Diseño –

 – 1S: Search o búsqueda – 2S: Select o selección – 3S: Sense making o caracterización – 4S: Share o difusión –

– Evaluación –

Durante la tertulia quedó claro por parte de todos los expertos que ninguna de las etapas de la curación de contenidos se realiza de forma automática en su totalidad aunque existan algunas herramientas que ayuden a automatizar parte de las tareas. Según indicó Javier Guallar “el aporte intelectual del profesional es básico. Durante la curación debe poner su sentido, su visión experta, su capacidad de filtrar porque sino sería un sistema de agregación de contenidos y eso no es curación de contenidos”.

Herramientas para hacer curación de contenidos

Al igual que el método utilizado para curar contenidos las herramientas son muy personales y van en función de la máxima “prueba: acierto / error”, es decir, puede haber mil herramientas y mil recomendaciones pero cada uno será al final quien decida si ésa herramienta le sirve o no. Las herramientas se clasifican en función de la fase del proceso de curación de contenidos pues cada etapa requiere emplear unas u otras. No es lo mismo la búsqueda o exploración, que el etiquetado y almacenaje o las herramientas para compartir la información.

Gracias a las recomendaciones de los expertos invitados durante el hangout y a las personas que compartieron las suyas a través de las redes usando nuestra etiqueta #HangoutON aquí tenemos un listado de herramientas muy útiles para la curación de contenidos:

→ HERRAMIENTAS PARA LA SELECCIÓN DE FUENTES Y BÚSQUEDA DE INFORMACIÓN: listas temáticas en Twitter (aquí nuestra lista en Twitter con todos los invitados de @HangoutON, puedes suscribirte si quieres contar con una buena fuente de información con profesionales de muchos ámbitos), círculos en Google+, Feedly para seleccionar blogs y recibir información vía RSS, Quora, para buscar soluciones a problemas o temas en foros, Compfight para la búsqueda de imágenes, Google Alerts para establecer alertas sobre cosas que te interesan y recibir correos electrónicos con la búsqueda automática, Talkwalker para la monitorización y análisis de medios sociales, Social Mention para la monitorización social de marcas, eventos o asuntos que te interesen, el omnipresente y casi imprescindible buscador de Google donde optimizarás tus búsquedas si le sacas provecho a las opciones de búsqueda avanzada y un listado con otros buscadores diferentes para no quedar encerrados en las burbujas de filtros. Tal y como recordó Mariana durante la charla no nos debemos ceñir a recopilar solo información suministrada por nuestros buscadores predeterminados pues muchas veces nos arrojarán información en función de nuestro comportamiento en la red y así a veces es difícil dar con las “minas de oro de información“. Aquí un interesante artículo sobre las burbujas de filtros recomendado por nuestra invitada.

→ HERRAMIENTAS PARA EL ETIQUETADO Y ALMACENAMIENTO: DiigoDeliciousBookmarkts para guardar marcadores en Google, PocketEvernote.

→ HERRAMIENTAS DE ELABORACIÓN Y DISTRIBUCIÓN: Blogs en sus distintas plataformas (WordPress, Blogger, Tumblr…),StorifyScoop.itPaper.liPinterest.

A todo este listado hay que añadir un consejo muy básico y es quetodas las herramientas, se usen en la fase que sea, deben emplearse con sentido común y recordando que las herramientas cambian con el tiempo pero lo que cuenta es tener la técnica y un buen criterio de selección.

Aprender a dominar las herramientas puede ser un proceso de autoaprendizaje pero siempre será recomendable acudir a profesionales para realizar una formación más o menos larga en función de las necesidades. Porque ¿todo el mundo puede ser curador de contenidos? Pues sí y no. Sí, si cuenta con una buena base, se manejan con cierta habilidad las herramientas necesarias, se sabe identificar fuentes de valor y además se dedica mucho tiempo a formarse o autoformarse para destacar como curador en un área concreta. No, si piensa que curar información es hacer una búsqueda más o menos rápida y rutinaria usando varias palabras claves, no se aplica una dinámica de trabajo o no se sabe cómo darle valor a esa información extraída más allá de hacerla circular a diestro y siniestro sin ninguna estrategia definida.

Que la profesión de curador de contenidos sea nueva y se esté definiendo todavía no significa que cualquiera pueda colgarse el cartel de curador de contenidos. En EE.UU. esta figura está bastante más consolidada en las empresas grandes que han sabido ver ya la necesidad de integrarla a sus equipos de trabajo, pero en España o Latinoamérica estas funciones de momento las asume en su lugar el community manager o la persona responsable de la estrategia de contenidos. Todos los expertos coincidieron en que con el tiempo este perfil se consolidará y se convertirá en básico para las empresas dada la ingente cantidad de información que circula, por eso contar con una persona formada y con buen criterio de selección cobrará fuerza. Además según apuntó Javier Leiva “siempre será más recomendable que el encargado de la curación de contenidos trabaje dentro de la propia empresa porque necesita estar en contacto directo con la información de una forma constante“.

Infografia_curacion_contenidos_#HangoutON_by_Yolanda_Corral_@yocomu_#contentcuration

Pecados y virtudes de la curación de contenidos

Como en esto de la curación de contenidos no está todo dicho les pedimos a Mariano Torres, Javier Leiva, Mariana Fossatti y Javier Guallar que elaboraran un listado con los grandes pecados y las grandes virtudes que encierra la curación de contenidos. Como todo, seguirlo o no quedará a tu criterio pero a mí me parece un listado más que recomendable.

Pecados que nunca debes cometer…

–   No caracterizar.

–  Copiar sin citar la fuente, eso está prohibidísimo.

–  No renovar las fuentes de forma continuada.

– Compartir la información sin haberla verificado o leído mínimamente. Compartir por compartir es algo inaceptable.

Grandes virtudes que tienes que hacer valer…

– Menos es más, la capacidad de seleccionar es buena.

– Ceñirse al planteamiento de base evaluando cada cierto tiempo para comprobar que se sigue el rumbo fijado.

– Bloguear, toda la tarea debe pasar por un momento de síntesis para compartir la información que se ha extraído.

– El toque personal, un buen curador debe tener su sello particular que diferencie su trabajo del resto.

Si has llegado hasta aquí estos enlaces te pueden resultar interesantes para completar lo leído en el artículo:

VÍDEO  Vídeo completo del hangout.

AUDIO  Audio íntegro del hangout para escuchar o descargar gratuitamente.

STORIFY  Resumen de cómo se vivió la sesión de #HangoutON  ”Curación de contenidos” en Twitter.

SLIDESHARE  Presentación con los consejos de los expertos en “Curación de contenidos”.

– Artículo de los contentcurators, Javier Leiva y Javier Guallar, sobre su paso por HangoutON: http://www.loscontentcurators.com/los-content-curators-en-el-hangouton-de-curacion-de-contenidos/